Los orígenes históricos de la marca “Baró de Maials”

La historia de la marca Baró de Maials tiene sus orígenes en la figura de Francisco Procopi de Bassecourt, el primer Barón de Maials, quien jugó un papel crucial en la difusión del olivo en la región y en la transformación de las tierras de Maials y Llardecans.

Bassecourt no sólo adquirió grandes extensiones de tierra, sino que también fue un visionario en la agricultura, fomentando que las prácticas tradicionales eran insuficientes para mejorar los rendimientos agrícolas y la calidad de vida de los campesinos.

El primer Barón de Maials fundó la Real Academia de Agricultura de la Ciudad de Lleida, la primera sociedad ilustrada de este tipo en Cataluña, evidenciando su compromiso con la innovación agrícola y el progreso. A través de esta academia y otras iniciativas, promovió nuevos métodos de cultivo e impulsó la plantación de olivos en sus tierras.

Las adquisiciones realizadas por Procopi de Bassecourt entre 1751 y 1755, junto con las inversiones en preparar la tierra y dirigir los trabajos de plantación, demostraron sus conocimientos con el desarrollo del olivo en la región. Iniciativa que no sólo transformó los bosques en olivos fructíferos, sino que marcó también el camino hacia una agricultura más productiva y sostenible.

Así, nace Baró de Maials, un homenaje a la visión y al liderazgo de Procopi de Bassecourt en la producción de la olivicultura en la región de Maials y por ser el gran difusor del cultivo, del progreso agrícola y del bienestar de los habitantes locales. A través de esta marca, se perpetua la llegada de un pionero que contribuyó significativamente a la historia agrícola y cultural de la zona.

Noticias recientes